Autor de los Proverbios. Aunque el título del libro es “Los Proverbios de Salomón”, el libro de los Proverbios incluye otras colecciones, además de las del rey Salomón. Sin embargo, el versículo inicial se refiere a los proverbios de Salomón, indicando así que él es el autor principal.

Salomón fue rey de Israel desde el año 970 hasta el año 931 a. C., y fue conocido por su sabiduría extraordinaria. 1 Reyes 4:29–34 describe la amplitud de su sabiduría.

Salomón, autor de los Proverbios

Salomón aparece al comienzo de 3 secciones: Salomón, rey de Israel, era el hijo de David y Betsabé. Reinó durante cuarenta años, del 970 al 930 a.C., y ascendió al trono aproximadamente a los veinte años de edad. 

Sin duda, influenciado por la costumbre de su padre de escribir salmos, Salomón nos ha dejado más libros que ningún otro autor del Antiguo Testamento, excepto Moisés.

Parece probable que su «Cantar de los cantares» fue escrito cuando era un joven romántico; sus Proverbios, a la edad madura, cuando estaba en la cima del poder; y Eclesiastés en la vejez, cuando se sentía más inclinado a la especulación filosófica.

Su fuerza no radicó en sus dotes militares sino en el campo de la reflexión, la meditación, la concepción de grandes proyectos, la negociación y la organización. 

  1. Proverbios 1-9 
  2. Proverbios 10-22. 
  3. Proverbios 25-29, copiados por los escribas del rey Ezequías.

Salomón compuso 3.000 proverbios y 1005 canciones, nos dice 1 Reyes 4:32; sólo unos 800 proverbios se recogen en el Libro. 

Los escribas del Rey Ezequías

Los hombres de Ezequías (grupo de escritores que el rey Ezequías empleó para ayudarle a copiar las Escrituras) copiaron el material de Proverbios 25–29 (véase 25.1), mientras que el mismo rey Salomón escribió o dictó Proverbios 1–24.

Entre estos “escribas” pueden estar los profetas Isaías y Miqueas que vivieron en tiempos del Rey Ezequías.

Palabras de los sabios

“Palabras de los sabios” (22:17). Algunos creen que Salomón recopiló los siguientes proverbios de otros hombres sabios y por esto los llama las “palabras de los sabios” (encontramos la misma palabra hebrea para “sabios” en Proverbios 1:6.)

También pudiera ser que la frase “palabras de los sabios”, indique que Salomón se está adentrando ahora en un nivel de instrucción más avanzado, dedicado a los que están más avanzados en la sabiduría.

Si Salomón recopiló esos dichos de otros sabios, él los refinó y los mejoró hasta hacerlos suyos. Después de todo, las Escrituras nos dicen que “fue más sabio que todos los hombres” (1 Reyes 4:31). El hecho de que en la segunda línea de Proverbios 22:17 se hable de “mi sabiduría” indica que es él quien habla aquí y que los dichos son suyos. (Ehlke, R. C. (2001). Proverbios. (J. C. Jeske & G. P. Baumler, Eds.))

“Palabras de Agur”

“Palabras de Agur”, Proverbios 30.1. Esta es una colección de proverbios escritos por un sabio desconocido que era probablemente un estudioso de la sabiduría en tiempos de Salomón (cp. 1 Reyes 4:30-31). Agur manifiesta humildad (vv. 1–4), un profundo odio hacia la arrogancia (vv. 7–9) y una aguda mente teológica (vv. 5, 6).

El Rey Lemuel y su madre

Proverbios 31.1 Muchos creen que el “rey Lemuel” era Salomón. Los rabinos de la antigüedad consideraban que ese nombre era el seudónimo literario de Salomón, pero no se dispone de ninguna evidencia en este sentido.

El nombre Lemuel significa “el que está a favor de Dios”; pero no se sabe nada de la existencia de un rey que se llamara así.

Notas sobre el autor de los Proverbios

Los dos, Agur y Lemuel, han tratado de identificarse con Salomón, aunque no hay realmente bases seguras para ello. 

Ofrece clara evidencia interna de haber sido compilado a lo largo de un asombroso período de unos 250 años, ya que el Ezequías mencionado en 25.1 vivió ese número de años después de Salomón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *