Cuidando a los hijos de las tentaciones

Asegúrate que tú estés venciendo las tentaciones. Estudia, medita, memoriza Romanos 6-8 Consagra cada hijo a Dios. Salmo 127:3 – Los hijos son un regalo del SEÑOR; son una recompensa de su parte. Inculca el temor de Jehová en tus hijos. Proverbios 16:6, 8:13, 9:10. Hazles memorizar los siguientes versículos: Génesis 16:13 – Entonces llamó el nombre…